sábado, 2 de marzo de 2013

Los vecinos rechazan las imposiciones del Ayuntamiento con las deudas falsas de EMASA


Los vecinos de La Palma han extendido el conflicto al barrio conocido como las 720 Viviendas.Esta mañana han celebrado una reunión informativa con las vecinas para recoger firmas de adhesión al boicot que plantean a EMASA para el próximo mes de mayo.

En total, 120 vecinas han apoyado las tres reivindicaciones de la Plataforma: Nulidad de todos los reconocimientos de deuda obtenidos bajo coacciones, suspensión de los procedimientos judiciales y una tarifa social para aquellos hogares que acrediten insuficiencia de recursos. Con estas nuevas adhesiones, ya son más de 1,800 las familias que se unen contra las prácticas abusivas de la empresa pública en apenas una semana. La plataforma continuará con la recogida de firmas hasta llegar a los 6,000 hogares.

Las vecinas han rechazado las imposiciones del Ayuntamiento, que pretendían hacer pasar por acuerdos, en cuanto al tratamiento individualizado de los casos. EMASA siguió un procedimiento ilegal para cobrar deudas de anteriores propietarios, coaccionando a las vecinas con penas de cárcel, en el caso de que se negaran a firmar reconocimientos de las deudas de anteriores propietarios.

La empresa pública pretende endosar deudas, incluso superiores a los 60,000 euros, a personas que se encuentran en situaciones de extrema necesidad. Cuando no pueden hacer frente a las deudas ilegítimamente impuestas, les cortan el agua, interponiendo querellas criminales. En estas denuncias solicitan penas de mes y medio de prisión a vecinas cuyo único “delito” ha sido proveer de agua a sus familias.

La plataforma denuncia que el Ayuntamiento empuja a los vecinos a la marginalidad, condenándoles a la exclusión social y exige la inmediata suspensión de los procedimientos judiciales, la nulidad de los reconocimientos ilegítimos de deuda y la tarifa social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada